Fue uno de los pioneros de la categoría, corrió casi catorce temporadas consecutivas y luego de alejarse del ambiente automovilístico durante 5 años… regresó por más. Su nombre es Alberto Hermida, es de Monte Grande y no descansará hasta poner su fitito bicolor adelante…  

       Si bien es un amigo de la casa, porque fue uno de los primeros pilotos que tuvo AVZ luego de su desprendimiento de la Fórmula 7, hoy queremos darle nuevamente la bienvenida a Alberto Hermida, más conocido como “Beto”.

      Y lo primero que queremos contarles a todos nuestros seguidores es que Alberto nació en Capital Federal el 9 de Agosto de 1976, aunque vivió prácticamente toda su vida en Monte Grande. Se metió en el mundo de los fierrros como acompañante, en la vieja Fórmula 7 que transitaba por distintos escenarios de tierra, pero debutó como piloto en los inicios de la recién formada divisional AVZ.  

 “…corrí unas cuantas carreras de acompañante, con mi amigo Jorge Portomeñe. Luego comencé a construir mi propio auto con la ayuda de mi viejo Oscar y así fue como debuté en la categoría  AVZ, la cual recién arrancaba. A partir de allí hice trece temporadas consecutivas y bueno, luego se vino un parate por temas familiares, económicos y otros…” señaló Alberto.

      Pero aquí está de nuevo BETO con todos nosotros, arrancando otra vez y con más ganas que nunca. Y si bien el armado del auto surgió a partir del alquiler del mismo, lo cierto fue que terminó siendo una hermosa excusa para volver a las pistas.    

 “…y sí, arrancamos de vuelta. Armamos el auto y se lo alquilamos a Matías López en la primera fecha del año. Lamentablemente por un tema de resultados y presupuesto no pudimos seguir con dicho proyecto y bueno acá estamos, aprovechando que el auto estaba armado y listo para tirarlo en pista… volvimos. La idea es finalizar este campeonato, haciendo todas las carreras que podamos, y luego el objetivo es encarar el que sigue tratando siempre de estar lo más adelante posible, como habitualmente estábamos…” manifestó Hermida.   

       Obviamente que para estar adelante hay que trabajar y mucho, y es exactamente lo que está haciendo Alberto. Tras su complicado regreso a la categoría en el marco de la cuarta del año, en la cual penó con los frenos y con un motor de rejunte que terminó agarrándose, el piloto de Monte Grande ya puso manos a la obra. Está trabajando en un motor nuevo, también en la configuración de la butaca –que estaba adaptada para Matías– y como si esto fuese poco le está instalando una pedalera cero metro al auto.

       Por lo tanto, si bien todavía no nos precisó quien será su piloto invitado para el próximo compromiso de la categoría a disputarse el 27 de Julio en el Mouras, hágannos caso y pónganle un ficha al 23…     

       Por último, para cerrar esta nota, le dejamos el párrafo final a Beto –a quien le agradecemos enormemente por su tiempo– para que él mismo le agradezca a su gente.

 “…agradecer obviamente a mi familia, a Valebus, Felix de gomería Monteverde, Ferretería Drago, Chamical Group, Eventos Nadiaviz y a los chicos de la peña.” expresó nuestro piloto.